Tomorrow and tomorrow and…

Esa engañosa palabra: mañana, mañana, mañana. Nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa.

– Macbeth

visto en www.microsiervos.com

Anuncios

Aviso Funebre

Q.D.E.P.



M23 participa con profundo dolor y acompaña a sus familiares en tan dificil momento del:

Fallecimiento “DIARIO” de 30.000 niños en el mundo, por enfermedades fácilmente curables.
De la Muerte anual de 500.000 mujeres durante el embarazo o el parto.
Y del niño que muere cada 30 segundos por culpa de la malaria.

Datos: Cruz Roja
via www.revistam23.blogspot.com

¿De quién es la culpa?

Paisaje de Somalia

Otra foto de Kevin Carter. Muchos lo acusaron de no haber hecho nada ante tan desgarradora imagen. Pero de quién es la culpa?. Tanta riqueza en el mundo (en manos de pocos) y estas imagenes que se repiten por todo el mundo.

Para detener la rebeldia

Una mujer judia resistiendo el desalojo. Foto de ganadora del Putlizer 2007, por Kevin Carter

Cuanta fuerza hace falta para detener la rebeldia?? te imaginas si nos unimos. El cambio es posible

Como Revolucionar? 1. Usar Software libre

Imagen de ¡Unite

Como comente en post anteriores la violencia fisica y el uso de la fuerza no son los mejores medios para los cambios en nuestra sociedad. Tenemos otros caminos para salir del mundo del consumismo (del que soy rehen repedidas veces) y el individualismo. Uno de esos medios es el uso de software libre.
(Pistas para enternder el dibujo linux, tux, ubuntu, che guevara)
y para los muy despistados . . .

. . . primero deberían salir de su burbuja

David y Goliat (versión lucha contra el terrorismo)

mmmm . . . sin palabras.

Todo esta bien

En el mundo, la sociedad de consumo la integran 1.728 millones de personas que gastan diariamente más de 26 dólares, mientras que otras 2.800 millones de personas tienen que vivir con menos de 2,5 dólares diarios, y por último se le suman 1.200 millones de personas que viven con menos de 1 dólar en la extrema pobreza.
Consumismo y pobreza conviven en un mundo desigual, en el que no hay voluntad política para frenar el consumismo de unos y elevar el nivel de vida de quienes más lo necesitan.
Es necesario un nuevo paradigma, basado en la sostenibilidad, y satisfacer las necesidades básicas de todas las personas, y controlar el consumo antes de que éste nos controle.